domingo, junio 05, 2011

Una lección de Historia

Las tres novedades que hicieron posible el Renacimiento europeo, la brújula, la pólvora y la imprenta, habían sido inventadas por los chinos, que también inventaron casi todo lo que Europa reinventó. 


"Una mentira puede estar dando la vuelta a medio mundo, mientras la verdad se está poniendo los zapatos". Mark Twain


Eduardo Galeano en la Feria del Libro de Madrid
en 2008.
por Eduardo Galeano
Cuando fueron desalojados del Paraíso, Adán y Eva se mudaron al África, no a París.
Algún tiempo después, cuando ya sus hijos se habían lanzado a los caminos del mundo, se inventó la escritura. En Irak, no en Texas. También el álgebra se inventó en Irak. La fundó Mohamed al-Jwarizmi, hace 1.200 años.Las palabras algoritmo y guarismo derivan de su nombre.Álgebra deriva de al-Jabr wa-l-Muqabalah.

Los nombres no suelen coincidir con lo que nombra: En el British Museum, pongamos por caso, las esculturas del Partenón se llaman "mármoles de Elgin", pero son mármoles esculpidos por Fidias. Elgin se llamaba el inglés que las vendió al museo. Los Hindúes inventaron el cero.

Las tres novedades que hicieron posible el Renacimiento europeo, la brújula, la pólvora y la imprenta, habían sido inventadas por los chinos, que también inventaron casi todo lo que Europa reinventó.

Los hindúes habían sabido antes que nadie que la Tierra era redonda y los mayas habían creado el calendario más exacto de todos los tiempos.

En 1493, el Vaticano regaló América a España y obsequió el África negra a Portugal, "para que las naciones bárbaras sean reducidas a la fe católica".Por entonces, América tenía 15 veces más habitantes que España y el África negra 100 veces más grande que Portugal.Tal como había mandado el Papa Alejandro VI, las naciones bárbaras fueron reducidas.

Tenochtitlán, el centro del imperio azteca, estaba construida sobre un lago. Ahora Tenochtitlán se llama México DF.Por donde corría el agua, corren los autos.

El monumento más alto de la Argentina se ha erigido en homenaje al general Roca, que en el siglo XIX exterminó a los indios de la Patagonia. A esa guerra de exterminio de los indios de la Patagonia, la Historia de Argentina la llama eufemísticamente "La Campaña del Sur" o "La Campaña del Desierto".

La avenida más larga del Uruguay lleva el nombre del general Rivera, que en el siglo XIX exterminó a los últimos indios charrúas.

John Locke, el filósofo de la libertad, era accionista de la Royal Africa Company, que compraba y vendía esclavos.


Mientras nacía el siglo XVIII, el primero de los reyes Borbones de España, Felipe V, estrenó su trono firmando un contrato con su primo, el rey de Francia, para que la Compagnie de Guinée vendiera negros en América. Cada monarca llevaba un 25 por ciento de las ganancias. Nombres de algunos navíos negreros: Voltaire, Rousseau, Jesús, Esperanza, Igualdad, Amistad.


Dos de los Padres Fundadores de Estados Unidos se desvanecieron en la niebla de la historia oficial. Nadie recuerda a Robert Carter ni a Gouverner Morris.La amnesia recompensó sus actos. Carter fue el único prócer de la independencia que liberó a sus esclavos. Morris, redactor de la Constitución, se opuso a la cláusula que estableció que un esclavo equivalía a las tres quintas partes de una persona.


"El nacimiento de una Nación", la primera superproducción de Hollywood, se estrenó en 1915, en la Casa Blanca.El presidente Woodrow Wilson la aplaudió de pie. Él era el autor de los textos de la película, un himno racista de alabanza al Ku Klux Klan.


Desde el año 1234 y durante los siete siglos siguientes, la Iglesia Católica prohibió que las mujeres cantaran en los templos.Sus voces eran impuras, por aquel asunto de Eva y el pecado original.


En el año 1783, el rey de España decretó que no eran deshonrosos los trabajos manuales, los llamados "oficios viles", que hasta entonces implicaban la pérdida de la hidalguía.


Hasta el año 1986 fue legal el castigo de los niños en las escuelas de Inglaterra, con correas, varas y cachiporras.

En nombre de la libertad, la igualdad y la fraternidad, la Revolución Francesa proclamó en 1793 la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.Entonces, la militante revolucionaria Olympia de Gouges, propuso la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. La guillotina le cortó la cabeza.

Medio siglo después, otro gobierno revolucionario, durante la Primera Comuna de París, proclamó el sufragio universal. Al mismo tiempo, negó el derecho de voto a las mujeres, por unanimidad menos uno: 899 votos en contra, uno a favor.


La emperatriz cristiana Teodora nunca dijo ser revolucionaria, ni cosa por el estilo. Pero hace mil 500 años, el imperio bizantino fue, gracias a ella, el primer lugar del mundo donde el aborto y el divorcio fueron derechos de las mujeres.Teodora, que fue esposa del emperador Justiniano el Grande, había sido prostituta en su juventud. Cuando se produjo la revuelta en el estadio de Constantinopla, el populacho llegó a palacio gritándole al emperador que suelte a la emperatriz en estos términos: «la puta, entréganos a la puta».

El general Ulises Grant, vencedor en la guerra del norte industrial contra el sur esclavista, luego fue Presidente de Estados Unidos. En 1875, respondiendo a las presiones británicas, contestó: «Dentro de 200 años, cuando hayamos obtenido del proteccionismo todo lo que nos puede ofrecer, también nosotros adoptaremos la libertad de comercio». Asi pues, en el año 2075, la nación más proteccionista del mundo, adoptará la libertad de comercio.

Lootie Botincito, fue el primer perro pequinés que llegó a Europa. Viajó a Londres en 1860. Los ingleses lo bautizaron así, porque era parte del botín arrancado a China, al cabo de las dos largas guerras del opio. Victoria, la reina narcotraficante, había impuesto el opio a cañonazos. China fue convertida en una nación de drogadictos, en nombre de la libertad, la libertad de comercio.

En nombre de la libertad, la libertad de comercio, Paraguay fue aniquilado en 1870. Al cabo de una guerra de cinco años, este país, el único país de las Américas que no debía un centavo a nadie, inauguró su deuda externa. A sus ruinas humeantes llegó, desde Londres, el primer préstamo. Fue destinado a pagar una enorme indemnización a Brasil, Argentina y Uruguay. El país asesinado pagó a los países asesinos, por el trabajo que se habían tomado asesinándolo.

Haití también pagó una enorme indemnización. Desde que en 1804 conquistó su dependencia, la nueva nación arrasada tuvo que pagar a Francia una fortuna, durante un siglo y medio, para expiar el pecado de su libertad.

Las grandes empresas tienen derechos humanos en Estados Unidos. En 1886, la Suprema Corte de Justicia extendió los derechos humanos a las corporaciones privadas y así sigue siendo. Pocos años después, en defensa de los derechos humanos de sus empresas, Estados Unidos invadió 10 países, en diversos mares del mundo. Entonces Mark Twain, dirigente de la Liga Antiimperialista, propuso una nueva bandera, con calaveritas en lugar de estrellas. Y otro escritor, Ambrose Bierce, comprobó: «La guerra es el camino que Dios ha elegido para enseñarnos geografía».

Los campos de concentración nacieron en África. Los ingleses iniciaron el experimento y los alemanes lo desarrollaron. Después, Hermann Göring aplicó, en Alemania, el modelo que su papá había ensayado, en 1904, en Namibia. Los maestros de Joseph Mengele habían estudiado la anatomía de las razas inferiores en el campo de concentración de Namibia. Los cobayos eran todos negros.


En 1936, el Comité Olímpico Internacional no toleraba insolencias. En las Olimpiadas de 1936, organizadas por Hitler, la selección de futbol de Perú derrotó 4 a 2 a la selección de Austria, el país natal del Führer. El Comité Olímpico Internacional anuló el partido. Después de eliminar al Perú mediante la anulación del partido en la Olimpiada de 1936, Austria llegó a ser sub-campeón olímpico.


A Hitler no le faltaron amigos. La Fundación Rockefeller financió investigaciones raciales y racistas de la medicina nazi. La Coca-Cola inventó la Fanta, en plena guerra, para el mercado alemán. La IBM hizo posible la identificación y clasificación de los judíos y ésa fue la primera hazaña en gran escala del sistema de tarjetas perforadas.

En 1953 estalló la protesta de la clase trabajadora en la Alemania Socialista. Los trabajadores se lanzaron a las calles y los tanques soviéticos se ocuparon de callarles la boca. Entonces Bertolt Brecht propuso: “¿No sería más fácil que el gobierno disuelva al pueblo y elija otro?”

Operaciones de marketing. La opinión pública es el target. Las guerras se venden mintiendo, como se venden los autos. En 1964, Estados Unidos invadió Vietnam, porque Vietnam había atacado dos buques de Estados Unidos en el golfo de Tonkin. Cuando ya la guerra había destripado a una multitud de vietnamitas, el ministro de Defensa, Robert McNamara, reconoció que el ataque de Tonkin no había existido.

Cuarenta años después, la historia se repitió en Irak. Miles de años antes de que la invasión estadunidense llevara la Civilización a Irak, en esa tierra bárbara había nacido el primer poema de amor de la historia universal. En lengua sumeria, escrito en el barro, el poema narró el encuentro de una diosa y un pastor. Inanna, la diosa, amó esa noche como si fuera mortal. Dumuzi, el pastor, fue inmortal mientras duró esa noche.

El Aleijadinho, el hombre más feo del Brasil, creó las más hermosas esculturas de la era colonial americana.

El libro de viajes de Marco Polo, aventura de la libertad, fue escrito en la cárcel de Génova.

Don Quijote de La Mancha, otra aventura de la libertad, nació en la cárcel de Sevilla.

Fueron nietos de esclavos los negros que generaron el jazz, la más libre de las músicas. Uno de los mejores guitarristas de jazz, el gitano Django Reinhardt, tenía no más que dos dedos en su mano izquierda.

No tenía manos Grimod de la Reynire, el gran maestro de la cocina francesa. Con garfios escribía, cocinaba y comía.

PD: el general Rivera -además de traicionar a Artigas, entre otras cosas porque su ejército era de indios, negros y mestizos- como primer presidente de la Republica Oriental del Uruguay, realizó la capitalización de la naciente nación atrayendo inversores, cuyos orígenes eran dudosos como en la actualidad. El rubro que manejaban era importación de “colonos africanos” que luego eran vendidos en el interior de Uruguay, Argentina, y Brasil . Posteriormente muchos de ellos decidieron cambiar de rubro, ya que era un rubro demasiado peligroso y comenzó a ser mal visto, por tanto a medio siglo XIX subyugaron a la próspera República del Paraguay esclavizando y exterminando a sus nativos habitantes y comenzaron a importar de la degastada Europa, trabajadores campestres muertos de hambre, por la inflación que les había provocado las ex -colonias. Inversiones que se realizaron hasta mediados del siglo XX, por ejemplo el señor Añon para su empresa Cutsa, importó sus propios trabajadores del terruño español. El descontrol de tan redondo negocio, la lucha de las clases trabajadoras, desarrolló las dictaduras y provocó el efecto inverso, la inmigración hacia Europa, la descapitalización provocó nuevamente la búsqueda de nuevos inversores para eso crearon el sistema SAFI, capitales de lavado de dinero proveniente de ventas de armas, de la droga, la prostitución, el tráfico esclavista de otras partes del mundo, el contrabando etc., etc.

Ayudando a repoblar las abandonadas ciudades, las inversiones culturales en América latina, cosa de evitar, que siguieran llegando inmigrantes ilegales a la harapienta Europa.

Las normativas son similares a las épocas de Rivera, ya que Inglaterra se preocupaba de la introducción de “colonos africanos”, pero no denunciaban los “colonos nativos” que ellos importaban y exportaban hacia Oceanía. La diferencia que Inglaterra no está sola, el G8 el G20 la OTAN son los encargados de realizar esas maniobras. Hoy todo esto está más reglamentado en las llamadas zonas francas. La gente sigue inmigrando de un lado hacia otro, pero ahora sujeto a las inclemencias de la tan maltratada Tierra, y la descontroladas sociedades armadas hasta los dientes donde tu principal enemigo es tu vecino, la discriminación de todos los colores, y nuevamente el reinado del Caos.

Eduardo Galeano es un periodista y escritor uruguayo, ganador del premio Stig Dagerman. Es considerado como uno de los más destacados escritores de la literatura latinoamericana.Sus libros más conocidos, Memoria del fuego (1986) y Las venas abiertas de América Latina (1971), han sido traducidos a veinte idiomas. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos, combinando documental, ficción, periodismo, análisis político e historia. Niega ser un historiador:

0 comentarios:

Publicar un comentario