Header Ads

Juan Germán Roscio y su familia

Por: Oldman Botello

 El prócer Juan Germán Roscio fue católico por convicción y apasionado de la emancipación de Venezuela. Sus arengas, artículos de prensa, sus documentos, su libro y las intervenciones en asambleas y congresos así lo demuestran. Una inteligencia suprema puesta al servicio de la patria.


A propósito del 19 de abril de 1810 y el 5 de julio de 1811 ha cobrado ímpetu en los medios de comunicación el notable abogado Juan Germán Roscio, nacido en San Francisco de Tiznados y con niñez y juventud disfrutada en el hato familiar de La Guamita, al norte de ese pueblo guariqueño.

Se conoce que fue su padre don Juan Cristóbal Roscio Porre, del pueblo de Mazzoni, en la inmediatez de la ciudad de Milán, cabeza del entonces Ducado de Milán e hijo de Paolo Gerónimo Roscio y Eurosia Porre, de prestantes familias locales. La madre del prócer, doña Paula María Nieves Martínez, que nació en La Victoria (Aragua), hacia la tercera década del siglo XVIII e hija natural reconocida de Juan Pablo Nieves y Francisca Prudencia Martínez, cuyo color se puso en duda para el ingreso de Juan Germán al Real Colegio de Abogados de Caracas, lo que le costó numerosas diligencias para limpiar su apellido materno. Del matrimonio Roscio-Nieves, celebrado en Tiznados hacia 1761 o 1762 nacieron Juan Germán, el mayor, en 1763, José Miguel, que murió niño en 1769; Juan Crisóstomo, el padre José Félix Roscio, doctor en teología, que nació hacia 1772, Félix Matías que se radicó en Barinas y la menor, la única hembra, doña Paula María Roscio Nieves, la única que permaneció en territorio guariqueño, en su amado San Francisco, donde casó, formó familia y dejó descendencia. Fue su esposo José María Meléndez Pereira, de Villa de Cura, cuya familia entronca hacia arriba con antepasados del Libertador Simón Bolívar, por el lado de Antonio de Bolívar y Rojas, María de Bolívar y Rebolledo y Leonor Arráez de Bolívar. También tiene entre sus ascendientes a los Araña de San Mateo, Villa de Cura y Calabozo y por ende entronca también con los Zamora Pereira-Araña, el padre y tíos del general Ezequiel Zamora, hijo de Alejandro Zamora Pereira, villacurano y Paula Correa Rodríguez, de Maracay. Desde la década del ochenta del siglo XVIII Juan Germán Roscio no volvió más a su tierra guariqueña, lejanísima en esos días.

Juan Germán Roscio casó dos veces. Primeramente en Caracas con dama cuyo nombre se desconoce y que murió joven, a mediados de la década del noventa del siglo XVIII. Luego en Angostura o Ciudad Bolívar, contrajo nuevas nupcias en 1819, a los 56 años de edad, con doña Dolores Cueva Afanador en quien hubo a la niña Carmen Roscio Cueva, que adulta, tomó estado con don Isidro Afanador Contasti, su pariente, quien la hizo madre de varios hijos, de los cuales sobrevivía a comienzos del siglo XX don Luís Afanador Roscio. En el seno de su descendencia se sabe que el mismo día que moría Roscio en la Villa del Rosario de Cúcuta, nacía en Angostura su hija Carmen. Residió en Angostura su hermano don Juan Crisóstomo Roscio, prócer de la Independencia en Guayana. Este había tomado estado con doña Mariana Contasti Arcadio, también de distinguidas familias locales e hija del catalán capitán Agustín Contasti Stella y doña Hermenegilda Arcadio Suárez. Don Juan Crisóstomo y doña Mariana fueron padres de Trinidad Roscio Contasti, dama que tomó estado con Nicanor Afanador y Salas, viudo de Dolores Contasti Arcadio, tía materna de su nueva esposa. De esta unión nacieron Ramón, Felipe, José, Marcos y Manuela Afanador Roscio. Esta última contrajo matrimonio en San Fernando de Apure en 1870 con el caraqueño Santiago Izaguirre Perdomo y no tenemos conocimiento de la sucesión, si la hubo.

El apellido Roscio como tal desapareció. Los que tuvieron descendencia en su mayoría fueron hembras y el apellido quedó subsumido en el de los cónyuges. En Ciudad Bolívar descendientes. Desconocemos si tuvo esposa e hijos don Félix Matías, que se residenció en Barinas, donde ocupó cargos públicos.

El prócer Juan Germán Roscio fue católico por convicción y apasionado de la emancipación de Venezuela. Sus arengas, artículos de prensa, sus documentos, su libro y las intervenciones en asambleas y congresos así lo demuestran. Una inteligencia suprema puesta al servicio de la patria.

manbotello@hotmail.com