Header Ads

Una pionera de la medicina moderna venezolana

La doctora Virginia Pereira Alvarez/Foto Reproducción JOP

Por José Obswaldo Pérez

UNA DE LAS MUJERES, entre la más sobresaliente en la historia de las ciencias médicas en Venezuela, fue Virginia Pereira Álvarez. Nació en el año de 1888, en Ciudad Bolívar. Hija del periodista calaboceño Ismael Pereira Álvarez, exministro de Guerra y Marina del General Juan Vicente Gómez y doña Heraclia López, también, natural de Ciudad Bolívar. Fue la mayor de cinco hermanos: Ismael Aníbal, Alejandro, Héctor y América Pereira Álvarez. Ningunos utilizaron el apellido materno de su madre.

Ismael Aníbal se hace periodista como su padre; fue el fundador de la Asociación de Cronistas Deportivos de Venezuela y redactor en las páginas deportivas del Diario El Universal de Caracas; Alejandro se gradúa de abogado en la UCV y ejerce como juez en el Estado Carabobo. De Héctor no sabemos qué grado académico obtuvo, pero sí que se desempeñó como cónsul de Venezuela en Filadelfia, Estados Unidos, en 1914; y, además, ejerció el Comercio Exterior en la Oficina del Museo Comercial de Pensilvania. De América, nada sabemos.

Virginia Pereira Álvarez fue una mujer destacada, polifacética y culta. Obtuvo el título de docente normalista, siendo una de las primeras maestras normales de Venezuela, producto de los cambios pedagógicos de la época. Su padre la homenajeo con un trabajo ensayístico titulado Profesorado Normal de la Mujer venezolana (1903), publicado por la Imp. Editorial de Soriano Sucs.

Más tarde, esta joven mujer se matriculo en la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela y curso entre 1910 y 1911 el primer año de la carrera, obteniendo notas sobresalientes en las asignaturas de Anatomía, Histología, Microbiología, Física y Química Médica. Dado a sus extraordinarios conocimientos, Virginia Pereira concurso como docente en la UCV, en calidad de estudiante, puesto que en el Concurso de Oposición celebrado el 7 de septiembre de 1911, obtuvo el cargo de preparadora de la Cátedra de Química y Física Médica de esa Casa de Estudios.

Pero, Virginia se verá obligada a emigrar a los Estados Unidos en 1912, debido al cierre de la Universidad y allí continuar sus estudios de medicina; se establece en Filadelfia, matriculándose en Woman's. Medical College of Pennsylvania, donde será recordada por esa institución universitaria como una de sus mejores estudiantes.

Virginia Pereira casó con el intelectual e investigador científico Lindley Murray Hussey , un nativo de Filadelfia, quien vivía en Los Ángeles, Estados Unidos. Fue químico y farmacéutica de profesión, dedicado a estudios de farmacología y quimioterapia. Pero, también, se destacó como escritor, cuyo talento literario, se manifestó en diversos artículos para revistas científicas y literarias, como en la prestigiosa publicación The American Mercury. Es el autor de la novela, Odalisca, publicada en 1927; obra que narra en estilo costumbrista las aventuras de una señorita venezolana en Venezuela y Nueva York. Esta obra fue tributada a su mujer, a “quien será para mí la siempre bienamada”, dice en su dedicatoria.

Tal vez, Virginia y Lindley, se conocieron en Caracas. No sabemos cuándo y dónde se casaron. Pero, Hussey estuvo varias veces en Venezuela y estuvo vinculado al país. La pareja se separó definitivamente en 1943, por problemas conyugales.

En 1917, Virginia Pereira Álvarez Hussey era premiada con una beca internacional por la Asociación Norteamérica de Mujeres Universitarias, conocida por sus siglas en inglés como AAUW, para apoyar sus estudios en el Colegio Médico Femenino de Pennsylvania. Más tarde recibió el título de médico el 16 de junio de 1920 en la misma universidad; regresó a Venezuela en 1921, para trabajar con su marido en un proyecto de investigación sobre el tratamiento de la lepra con aceite Chaulmoogra, el cual había estado experimentado para extender el tratamiento a los leprosos en su país. Sin embargo, tantas dificultades que surgieron. También, la médico venezolana formo parte del equipo de laboratoristas que dirigió el doctor Anoldo Gabaldón, en el estudio del paludismo en Venezuela.

Entre sus facetas, Pereira Álvarez se destacó como poeta y narradora. Es autora de la novela El Ávila Mira Hacía Abajo, con la cual concurrió a un certamen literario y fue publicado en la Revista Nacional de la Cultura, en la edición número 1-50, de 1946. Sus escritos estaban firmados con el seudónimo de VPA.

Asimismo formó parte de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, como delegada de Ciudad Bolívar y tercer vocal a nivel nacional.

Virginia Pereira Álvarez, murió en el Hospital de Mujeres de Pennsylvania, a la edad de 56 años, el 12 de Abril de 1947. La causa de su descenso fue una hipertensión maligna y una descompensación cardiaca, según anunció la prensa nacional e internacional de la época .

No hay comentarios.