Header Ads

Guáitoco, cambio de Rostro

El nombre del caserío recuerda su origen aborigen, el cual designa a un árbol de construcción, de manera amarillenta, algo fibrosa, poco pesada, y de grano fino, abundante en la zona. Se le conoce también como guaitoito y guai, en algunas otras regiones del país.

José Obswaldo Pérez*

LA JUSTICIA social parece haber llegado al viejo de caserío de Guaitoco, ubicado en la Parroquia de Francisco de Tiznados de Ortiz. Las calles de ripio y granzón pasaron a ser de asfalto, con señalización. Luce bonito, la escuela, la iglesia recibieron un maquillaje revolucionario. De veinte casas que tenía ahora se suman 19 viviendas dignas construidas por el actual gobierno. Ahora cuentan con un Centro de Formación Agropecuaria, que según los voceros oficiales, también servirá de almacén de cosechas agricolas.

El nombre del caserío recuerda su origen aborigen, el cual designa a un árbol de construcción, de manera amarillenta, algo fibrosa, poco pesada, y de grano fino, abundante en la zona. Se le conoce también como guaitoito y guai, en algunas otras regiones del país. Históricamente, este caserío fue una antigua posesión mucho antes de 1728, que perteneció a Don Juan de Cevallos y que, posteriormente, fue heredada por su hermano don Pedro de Cevallos, en 1762. Tuvo una capilla que fue muy importante. Desde 1818, esta pequeña localidad rural del municipio San Francisco de Tiznados, aparece en cartografía nacional.

El embalse Francisco Mancilla, ubicado en la Parroquia de San Francisco de Tiznados del municipio Ortiz. Comenzó su construcción en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en 1979. Ha tenido continuidad administrativa, ya que posteriores presidentes siguieron desarrollándolo, aún cuando hubo un cierto abandono, principalmente, en el tramo de los canales de riego que van desde Río Verde hasta el caserío Guaitoco, donde el presidente de la Republica, Hugo Chávez, hizo recientemente una nueva reinauguración. Todo este tramo de aproximadamente unos 300 metros se había construido alrededor de la presa. Incluso, en el sector de Guaitoco existían dos canales de riego: uno primario y otro secundario. Pero, los efectos de los transportes de carga causaron un deterioro en su infraestructura, ya que muchos se desplazaban por el propio canal de riego para obviar a su paso un puente guerra colgante sobre el río Tiznados, que posteriormente fue reemplazado por uno de cemento en la década de los años 80.

El expresidente Luís Herrera Campis fue quien inauguró estas instalaciones en 1983, para el abastecimiento de agua, irrigación y control de crecientes, además de la posibilidad de crear turismo, para así impulsar el desarrollo de los llanos sur occidentales del Estado. En el marco del Plan de Desarrollo del Sistema de Riego del Estado Guárico y el impulso a los productores agropecuarios, adelantado por el actual Gobernador del Estado, Eduardo Manuitt, se propuso darle continuidad a la recuperación de la infraestructura existente que se encontraba ociosa, a medio construir o abandonada, con la finalidad de optimizar las inversiones que beneficien esa región guariqueña.

La recuperación de este tramo de riego fue hecho por el Consorcio canadiense SNC Lavalin, que desarrolla proyectos hidráulicos y agrícolas en tres regiones de Venezuela por más de 100 mil millones de dólares. La reparación de este embalse permitirá atender unas 4.000 hectáreas. Sin duda, esta obra es positiva para los habitantes de la zona. Aún cuando gobierno anteriores continuaron invirtiendo, pero con mucha lentitud. Ojala que este desarrollo que esta haciendo Ejecutivo Nacional no se detenga y que, al mismo tiempo, beneficie a otros sectores rurales como El Totumo, El Limón, Laguna de Piedra, Los Chigüires e inclusive comunidades de la Parroquia Guardatinajas, en el municipio Francisco de Miranda.
____________

*José Obswaldo Pérez es periodista, profesor universitario e historiador venezolano.

No hay comentarios.