Header Ads

Guerra de Poderes: Falso Negativo


por Eduardo López Sandoval / eduardolopezsandoval@yahoo.es
La categoría de análisis denominada Falso Positivo se inicia en el mundo de las informática, el antivirus reporta una infección que al hacer las primeras verificaciones no es tal, la máquina está limpia de virus. Los colombianos la han adoptado para definir la muerte de los insurgentes reportadas como causadas por enfrentamientos, que al hacer las primeras acuciosas miradas los periodistas, no es tal enfrentamiento, se ha descubierto que han sido viles acciones contra la población civil, campesinos, generalmente de los menos resaltantes en la escala social…

(Vale este paréntesis. Es muy fácil pasar el Arauca del Llano Colombovenezolano cuando se habla de la realidad de Venezuela o de Colombia. El tema del artículo está referido a Venezuela, tomamos un ejemplo propio del lenguaje colombiano, el Falso Positivo, para traerlo a Venezuela, y en el rápido viaje nos encontramos, precisamente en la frontera, con un vivo ejemplo de un Falso Positivo, que tuvo como víctimas a humildes pescadores –nunca guerrilleros- de la población apureña de El Amparo. Decimos “vivo ejemplo” porque uno de los responsables de la Masacre de El Amparo ocupa un altísimo cargo en el gobierno).

Usaremos, para los solos efectos de la comprensión del presente, la categoría Falso Negativo, para referirnos a las salidas que se han propuesto para resolver el gobierno que desde hace 18 años Venezuela sufre.

La historiadora Margarita López Maya escribe esta semana artículo, que como todos los artículos de opinión que se escriben en esta pequeña Venecia hoy, intentan explicar este Socialismo del siglo XXI, Margarita dixit: “Para entender sus maniobras podemos recurrir al imaginario de una partida de ajedrez, donde el gobierno juega contra la mayoría del país.” Y coloca al gobierno enfrentando y ganando –quizás con trampa- la partida a la Oposición.

Tomaremos el ejemplo de Margarita, pero diremos que el pueblo juega, y lamentablemente pierde el partido de 18 años, pero juega contra la dupla de la MUD y el Gobierno que siniestramente se han confabulado para permanecer en el poder compartiendo las mieles mal habidas del petróleo.

Las salidas han sido gatopardas, o más bien Falsos Negativos como la hemos llamado hoy, en tanto han sido suficientes para que el gobierno permanezca intacto. Como ejemplo recordemos a un constituyente que se oponía al régimen, propuso que se realizara la marcha a Miraflores sin retorno. La trascendental propuesta, hecha por tan respetable personaje, "la marcha sin retorno" significaba que en esa caminata a Miraflores se libraría “la batalla final”. La talanquera de la política en Venezuela es un límite que se asemeja a la frontera que hace el río Arauca en el Llano, pero no al cauce de agua de la realidad, se asemeja al río azulado que se dibuja en el mapamundi de Mafalda. Fácil es pasar la rayita del Gobierno a recibir los verdes papeles acordados.

El Falso Negativo precursor ocurrió el 6 de diciembre, la MUD ganó la mayoría parlamentaria encaramada en lo Falso, la promesa de la Ley de Amnistía; lo Negativo lo constituyó la imposibilidad de sancionar esta ley. Toda la MUD debía saber que el Poseso maneja a su antojo los restantes Poderes, que el TSJ no le iba a dar la venia y el Presidente la firma del ejecútese a la engañifa de la Ley de Amnistía. Que sólo sirvió para promesa electoral, FN.

La dupla siempre ha tenido, por lo menos en los últimos dos años, un trapo rojo, una estrategia en el complejo juego del ajedrez petrolero, que mantiene al jugador contrincante –el pueblo-, con la esperanza de ganar la partida, que es recuperar al país perdido. Olvidemos algunos trapos rojos, como la enmienda constitucional, intervención extranjera, diálogo, carta democrática, Etc., el etcétera es largo como la espera por la tal Validación. Apuntemos sólo a dos más Falsos Negativos, el Revocatorio y el enfrentamiento de Poderes, uno por lo monumental y el otro por lo novedoso. El Revocatorio no va se le gritó a la sorda Asamblea Nacional, se le escribió y analfabetas se comportaron. Pero mantuvieron al pueblo con la esperanza hasta el borde del precipicio, donde demagógicamente son capaces de crear otro Falso Negativo, como el enfrentamiento entre los Poderes. Recién me detienen amables unos muchachos con actitud de hambre de democracia, en el semáforo de un pueblo llanero en la orilla izquierda del río Guárico, recogen firmas:

- Para sacar ya a los Magistrados del Golpe de Estado.

Le digo al muchacho con actitud de escuálido:

- Esta vez no quiero perder mi firma, he firmao docenas de veces y no veo resultados…

El muchacho alegra sus dientes, sabe que esta es una firma más:

-Ahora sí señor, con esta firma, nosotros que somos el Poder Ciudadano, lograremos la destitución de los Magistrados golpistas…

La velocidad de la recolección no permitió que le preguntara si esta solicitud no tenía que pasar por alguna verificación de firmas planas, o si esta destitución no tenía que agotar un trámite ante el Poder Moral, que también es rojo rojito. Un Falso Negativo más.

La dupla que demagógicamente han jugado una falsa partida, por lo menos desde el inicio de la campaña electoral para las elecciones parlamentarias últimas, no se han permitido un par de jugadas, -que cualquiera de ellas bien pudo ser el jaque mate-, el Abandono del Cargo y la declaración de la nulidad de la Juramentación de Maduro como Presidente, por no cumplir con los requisitos constitucionales para ocupar este cargo; por no ser venezolano, y en cualquier caso por ostentar doble nacionalidad.

Perdón, el Abandono del cargo sí lo decretó la AN. La directiva anterior increíblemente no leyó esta solución en un año de gestión, tampoco lo leyeron en la veintena de años que tiene la Constitución de vigente los ciento y pico de diputados de la MUD. Pero, ¡eureka, maravilla!, sí lo leyeron al tomar posesión la nueva junta directiva de la AN, el nuevo Presidente como recién llegado de Júpiter, propuso el proyecto, lo aprobaron, la firmó y la olvidó. Horas después, cuando el Parlamento debía darle a Maduro el trato que recibió Dilma en Brasil, de expresidente, los diputados de la MUD rabiosos e iracundos llamaron a rueda de prensa para denunciar que el Presidente presentaba la Memoria y Cuenta ante el TSJ y no en la Asamblea.

Increíblemente.