El 8 de noviembre de 1823, las fuerzas patriotas comandadas por el general José Antonio Páez liberaran la ciudad de Puerto Cabello y provocan la caída del último bastión imperial en Venezuela. José Aquino aborda este acontecimiento  con una revisión historiográfica sobre la participación de los guariqueños,  de  los cuales poco se conocen sus actuaciones a favor de la instauración de la República y, en especial, en esta acometida de Puerto Cabello que  cumple  200 años.


Asalto de Puerto Cabello en la noche del 7 de noviembre de 1823. Autor: Pedro Castillo. Museo Casa Páez. Valencia.

Por José Aquino.


Después del triunfo del ejército patriota el 24 de junio de 1821 con la  batalla de Carabobo, las mermadas  tropas realistas comandadas por el brigadier Miguel de la Torre, se acantonaron  en la ciudad amurallada de Puerto Cabello, refugio estratégico   que le permitieron  resistir el asedio  de los republicanos por más de dos años. Será  en   el  año 1823, cuando  las milicias defensoras de la corona española, salen del territorio venezolano perteneciente en ese tiempo a la recién creada  Gran Colombia. Con la acción de la Batalla del Lago, el 24 de julio de ese lapso de tiempo, el general Francisco Tomás Morales, capitula y entrega  la plaza de Maracaibo y la fortificación de San Carlos, al almirante José Prudencio Padilla, para luego   embarcarse rumbo a la isla de Cuba.
En vista a que la mayoría de la flota española se había  trasladado al lago de Maracaibo, el general José Antonio Páez, a comienzo de  1823, empieza a realizar el asedio a la impenetrable ciudad amurallada de Puerto Cabello, no sin antes tratar de convencer a los realistas comandadas por el brigadier Sebastián de la Calzada para una capitulación. Al ser infructuosa la rendición, desde el mes de agosto hasta el mes de octubre de ese año, en los primeros días  del mes de noviembre, comienzan las operaciones  para el asedio  con más de 1200 soldados y  varias embarcaciones de guerra traídas de La Guaira, con el fin de rendir a los españoles de esa plaza (1). El ejército patriota el día 7 de noviembre en horas de la noche, decide la operación para entrar en la muralla de Puerto Cabello, y sorprender al bando enemigo, con la presencia de más de 100 fusileros  y 150 lanceros para realizar  la maniobra. Se  introdujeron uno a uno al mar, atravesaron manglares con agua hasta el pecho, y  las armas en la boca, pisando suelo fangoso, llegan  a la fortificación para sorprender y vencer a los realistas en esta acción, logrando desterrar de manera definitiva  en   esta parte del continente americano el contingente militar perteneciente la corona española.
Por tal motivo, es necesario tomar en cuenta a muchos soldados  de la patria, dieron su aporte al proceso de independencia, de  los cuales poco se conocen sus actuaciones a favor de la instauración de la República, y en especial en esta acometida de Puerto Cabello que  cumple  200 años. Destacando la participación de los llaneros guariqueños, que tuvieron un rol protagónico desde 1811, hasta el final de la contienda independentista, de esta manera, estamos dando los pasos para incorporar a muchos hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas al servicio de esta causa, al incorporarlos a la nueva historiografía incluyente,  visibilizando sus luchas a favor de la instauración de la  patria  libre  y soberana;  reconociendo  sus  valiosos aportes de este colectivo social, por tanto, estamos reivindicando a cada uno de esos  héroes de la nación, su participaron  en esta importante  ataque y colocarlos al lado de los consagrados  luchadores del proceso emancipador.

En el fragor de la guerra de independencia venezolana se fueron incorporando paulatinamente gran cantidad  de soldados a esta gesta emancipadora, especialmente en la extensa región guariqueña ,que en ese tiempo formaba parte de la Provincia de Caracas, por nombrar entre tantos  próceres de las cuales conocemos su trayectoria militar como la de  Pedro Zaraza, Diego Parpacèn ,Juan José Rondón, Lorenzo Belisario, Hermenegildo Mujica, Julián Mellado, de las cuales se conocen sus hazañas ; pero también hay una larga lista de militares de esta parte del llano venezolano que  poco se han investigado su trayectoria castrense, por tal motivo es es necesario  reconocerles sus méritos como  forjadores de libertad. Entre esos héroes  olvidados guariqueños por la historiografía tradicional, encontramos a los oficiales: Juan Ángel Bravo, Juan Félix Ovalles, José  Antonio Benítez y Pedro Pérez, que estuvieron bajo el mando del General José Antonio Páez, en La Toma de Puerto Cabello, en 1823.
El oriundo de El Sombrero,  Juan Ángel  Bravo ,se  incorpora  a la caballería del ejército republicano a las órdenes del componente militar dirigido por el general José Antonio  Páez, en 1816 .Inicialmente estuvo presente  en la toma de Achaguas y el asedio a la población de San Fernando, luego incursiona en Rabanal a las órdenes del coronel Miguel Guerrero, seguidamente  estuvo presente  en el enfrentamiento en el sitio de Palital contra los defensores de la corona española el día 18 de diciembre, con una   meritoria actuación que le significó un ascenso al grado sargento primero a comienzos del  año 1817 (2), cuando luchó con arrojo y valentía en unas de las columnas de la caballería  formadas para  combatir el regimiento de caballería enemigo.
A finales del mes de enero de 1817, Juan Ángel Bravo, participa en la  en la sabana de Mucuritas, cuando el ejército patriota derrota contundentemente a la milicia comandada por brigadier realista Miguel de La Torre. Siendo este encuentro bélico  una de las primeras derrotas sometidas por la guardia republicana al general Pablo Morillo, en territorio venezolano desde su llegada a este continente en 1815. Este prócer del proceso de independencia, actuó en unas de las tres líneas de ataque de la caballería formada por 1100 jinetes, con la cual les dieron una tajante derrota a los partidarios de la Corona española. Es necesario señalar que este destacado soldado, se amoldó al estilo de lucha del bando patriota del bajo llano, con claro dominio de las condiciones del medio geográfico: transitar por los difíciles caminos fangosos en época de invierno, medanales, gamelotales y crecidas de los ríos. Además de soportar las condiciones de climáticas que imperan en las praderas apureñas en distintos periodos del año, no fueron obstáculos para aportar con su arrojo y valentía a contrarrestar a los partidarios del rey por esa región.
Una vez participado en esa cruzada, acompaña al ejercito patriota comandada por José Antonio Páez por Barinas, con la misión de aprovisionarse de distintos recursos para continuar la lucha por la independencia venezolana, para luego regresar a los llanos apureños a seguir sus funciones militares, entre las que se encuentra la toma de San Fernando dirigido por el comandante Juan Gómez. En el mes de enero 1818, asciende al grado de Alférez, que le permite tener más responsabilidades en el campo de batalla y participar en la Campaña del Centro, planificada y dirigida por el Libertador Simón Bolívar, con la finalidad de llegar hasta la ciudad de Caracas.
Este destacado prócer republicano estaba en la operación, entre los 1100 jinetes, miembros de la división de caballería de Apure al mando del General Páez, en los primeros días del mes de febrero. Estará el día 6 presente en la primera toma de Guayabal por parte del coronel Hermenegildo Mujica, seguidamente verá acción en la batalla de Calabozo el día 12, en la cual los patriotas sorprenden al General Pablo Morillo. Posteriormente estuvo presente en la persecución de la tropa realista y en  los enfrenamientos en la Uriosa y la batalla del Samán, en su tierra natal El Sombrero  el día 16 de febrero; luego  estará presente el en la operación bélica de La Cuesta en las cercanías de Ortiz en el mes de marzo, y luego acompañó al general José Antonio Páez  en las incursiones  por los lados de San Carlos de Austria.
Antes de regresar a los llanos apureños por el fracaso del ejército republicano en llegar a la ciudad de Caracas, con la fracasada Campaña del Centro, este ilustre prócer guariqueño estuvo  presente en Segunda acometida a  la población  de Guayabal, 28 de mayo, cuando el general Manuel Cedeño, es derrotado por el brigadier  realista Francisco Tomás Morales. Este soldado luego incursiona con José Antonio Páez  miembro de su escuadrón de del señalado  de caballería, en  diferentes encuentros para preservar los espacios ganados en territorio apureño, antes de la fatídica Campaña del Centro a comienzos del año 1818.
Llegamos a enero del año 1819, Juan Ángel Bravo, siempre en el regimiento de caballería a la orden del General Páez, estuvo presente en los encuentros guerreros de las   Mangas Marrereñas, Sacra, La Gamarra. Teniendo posteriormente una meritoria  actuación en la batalla de las Queseras del Medio el 2  de abril de ese año, donde recibe la condecoración por su intrépida acción en el combate con la Orden de los Libertadores de Venezuela, tal como lo reseñó  el diario El Correo del Orinoco en días posteriores al combate y en la autobiografía escrita por el Centauro  por el general Páez (3). Del mismo modo, este soldado patriota recibe su merecido ascenso al grado de teniente por su disciplina, arrojo y intrepidez en el campo de batalla en el mes de julio de ese mismo lapso.
Luego de haber obtenido el grado de teniente, sigue realizando sus obligaciones en el campo de batalla, encontrándose en las incursiones victoriosas del ejército patriota, en Boca de Payara, Guaca, Caramacate, Trapiche de La Gamarra y en el sitio de La Cruz, predios pertenecientes a la provincia de Barinas. Una vez roto el Armisticio y demás acuerdo   de  regularización  de  la  guerra  en  enero  de  1821  entre  los  republicanos y realistas, encontramos a este soldado  guariqueño a las órdenes del coronel  Miguel Antonio Vásquez, Jefe del Estado Mayor de la primera división que comandaba el General Páez en la Batalla de Carabobo el 24 de junio, cuando irrumpe valientemente contra el batallón realista de la Reina, al que lograron rechazar y vencer  a esta caballería enemiga .Luchó con tanto  arrojo que mereció los calificativos del propio Libertador Simón Bolívar, de que este patriota merecía un uniforme de oro por haber recibido gran cantidad de lanzazos en su ropa y no salir herido en la refriega .(Páez, p 206 ).Encontraremos posteriormente a este patriota, accionando en la toma y asedio de Puerto Cabello en 1823 con el grado de Capitán, en último enfrentamiento de importancia del ejército patriota contra las fuerzas enemigas en territorio venezolano ,con la capitulación del general Sebastián de la Calzada y su  tropa.
Una vez culminado el proceso de independencia en territorio venezolano, este destacado soldado de la Patria quedó a al mando del general división  José Cornelio Muñoz, acantonado en tierras de la provincia de Apure, después de la separación de Venezuela de la Gran Colombia .Luego estuvo combatiendo al lado del General Páez para restituir en la Presidencia de la República al doctor José María Vargas, quien había sido destituido por los rebeldes encabezados por los generales Santiago Mariño y Pedro Carrujo con la finalidad de impulsar  un modelo de estado federalista y la restitución de la Gran Colombia a través de la rebelión denominada Revolución de Las Reformas entre el 7 de junio 1835 y marzo de 1836.Muere en  septiembre 1843 en la población de Achaguas, a consecuencia de la enfermedad contraída por el síndrome de la elefantiasis ,caracterizada por el aumento de algunas partes de las extremidades inferiores  del cuerpo humano.

Otro militar que participó en el Asedio a Puerto Cabello en noviembre de 1823, fue  comandante Juan Félix Ovalles destacado prócer del proceso  de  independencia nativo de San Juan de los Morros, nace el 22 de junio de 1791, hijo de Josefa Lorca y Carlos Ovalles. Toma la firme convicción de incorporarse al ejército republicano en el mes de abril de 1812, luego de haber ocurrido el devastador  movimiento telúrico ocurrido  en marzo de ese año, que  ocasionó cuantiosas pérdidas  humanas e inmuebles en las principales ciudades  controladas por los patriotas. Su primera incursión bélica  la realizó al lado del General Francisco de Miranda, entre  20 y 29 de abril de ese lapso de tiempo, en la ciudad de la Victoria, contra  las fuerzas realistas dirigidas   por el capitán de Fragata Domingo Monteverde. En esa  refriega sale herido y tiene que huir tras la derrota   de  los  patriotas,  motivo  por el cual lo obliga a retirarse de las acciones bélicas por un tiempo, mientras se restablecía de las lesiones; una vez  recuperado, se alista nuevamente en  una unidad militar, esta vez  con el grado de subteniente de infantería, en tiempos  de la Segunda República, donde se enfrentó a las fuerzas realistas comandadas por José Tomás Boves, en San Francisco de Tiznados, a principios  de 1814.
Después   del éxito de la Campaña  Provincia de Guayana, entre el 8 de octubre 1816 y julio 1817, el Libertador Simón Bolívar proyecta de inmediato  la Campaña del Centro, que tenía como fin de llegar triunfante la región central del país  y entrar  a la ciudad Caracas, pero tras el descalabro en  la batalla de la Hogaza en diciembre de ese lapso, tiene que abortar la operación militar. Al retomarse  la expedición castrense a comienzos de 1818, Juan Félix Ovalles  se incorpora en esta cruzada, llegando con el ejercito libertador  hasta los Valles de Aragua. Toma parte en la Batalla de Semen,  también llamada Tercera Batalla de La Puerta, el día 16 de marzo de ese año, donde  las fuerzas realistas comandadas por  Pablo Morillo, derrotan de manera contundente   al  contingente patriota comandada por el Libertador Simón Bolívar. En esta acción, este oriundo de San Juan de Los Morros, sale herido en la contienda, al  formar parte   del cuerpo de infantería republicana, que la que  sufrió cuantiosas pérdidas humanas y materiales.

En el mes de agosto de 1818, este  prócer guariqueño recibe su merecido ascenso al grado de Teniente de Caballería, por  su desempeño en el campo de batalla. Llegamos a 1819, una vez instalado el 15 de febrero el Congreso de Angostura y realizadas las deliberaciones, donde el Libertador Simón Bolívar, pronunció  su célebre discurso, en el cual propuso un modelo de Estado Republicano y  posteriormente el 2 de abril, los patriotas comandados por el general José Antonio Páez y sus lanceros vencen en una  la arriesgada acción en el sitio de las Queseras del Medio,  a las tropas realistas comandadas  por el general Pablo Morillo, obligándolo  a retirarse a  la Mesa de Calabozo, motivo por el cual se inicia una nueva campaña en tierras neogranadinas . Este  prócer de la independencia participa como integrante del Escuadrón de Dragones a la Campaña  Libertadora de la Nueva  Granada, que se inició el 27 mayo en ese lapso de tiempo, por tanto, este  soldado de la patria  atravesó conjuntamente como los demás compañeros de armas  las diversas dificultades para atravesar en tiempo de lluvias los caudalosos  ríos y las  bajas temperaturas en páramos andinos ,  para  luego vencer a los realistas comandas por el brigadier José María Barreiro  en la población de Boyacá el 7 de agosto de ese mismo año. Por tal motivo, estuvo presente en la entrada triunfante de Simón Bolívar y  todo su ejército a la ciudad de Santa Fe de Bogotá (4) tres días más tarde del referido enfrentamiento bélico, que dio por terminada la Campaña de Libertadora de la Nueva Granada en 77 días.

Entramos al año 1820, momento importante para el bando patriota con los excelentes resultados obtenidos  con la liberación de la Nueva Granada, dan un nuevo impulso para ganar la contienda en territorio venezolano; mientras las fuerzas realistas reinaba la desesperanza por la derrota sufrida, aunado al  cambio de política  imperantes en el gobierno español con respecto a la guerra  al recibir el capitán   Pablo Morillo, la orden  de que  arbitre con Simón Bolívar, un tratado de paz y regularización de la guerra. Entre tanto  Juan Félix Ovalles, es ascendido con el grado de Capitán en mayo de ese lapso de tiempo. En 1821, tiene  participación en la Batalla de Carabobo, encuentro decisivo en la cual los republicanos derrotan contundentemente a los defensores de la Corona Español. El Coronel Pedro Celis, certifica su intervención  en dicho encuentro bélico (5), al no encontrarse en la lista oficial de participantes en  refriega. Posteriormente asume la Comandancia Militar de Nirgua, para 1822, continuaba cumpliendo funciones en esa población (6).

Llegamos a 1823, el ejercito patriota dirigido  por el General José Antonio Páez, tiene la misión de reducir lo que queda del ejercito realista en territorio venezolano, el día 3 de agosto, el coronel Manuel Manrique, logra la capitulación del brigadier Francisco Tomás Morales en Maracaibo, quedando solamente, quedando  por someter a los  defensores de la monarquía española en Puerto Cabello, comandada por el oficial  Sebastián de la Calzada. Juan Félix Ovalles, formó parte del contingente de 1500 hombres que participaron en el asedio a Castillo de San Felipe, que comenzó el día 23 de septiembre y culminó, de 10 de noviembre de ese año, con la  arriesgada acción de los lanceros que conformaron la operación, permitieron  la rendición del último bastión monárquico de la guerra de Independencia en Venezuela. 

Ya separada Venezuela de la gran Colombia en 1830, bajo el primer  de gobierno José Antonio Páez, a Juan Félix Ovalles, se le ratifica su ascenso a Comandante de Infantería. En 1831, fija su residencia después de haber vivido en Nirgua. Para el año 1835, como   respetuoso  del orden constitucional establecido, decide  apoyar el  gobierno del doctor José María Vargas, y  combate a los líderes del  movimiento Reformista  entre el 7 de junio de 1735 al  3 de marzo de 1736,encabezados por Santiago Mariño, Pedro Briceño Méndez y José Tadeo Monagas, que  aupaban un la restitución de la Gran Colombia. Después de esta sonada militar, se convierte en Guardia de Honor del General en Jefe José Antonio Páez.

Luego de estar a la disposición del General Páez, no sigue con las pretensiones oligarcas de esta caudillo, por tal motivo, se opone a la guerra civil orquestada por este, contra el  recién electo presidente José Tadeo Monagas en1848 (7), tras el fracaso del asalto al Congreso Nacional  y el alzamiento  en los llanos de Calabozo y el Apure por parte  del centauro portugueseño. Este destacado patriota, ante la severa crisis económica que agobiaba a la nación en1859, durante el gobierno de Julián Castro,  toma la firme disposición de luchar por  una reivindicación social contra los intereses de los terratenientes y comerciantes que habían empobrecido a sus habitantes en sus gobiernos, por tal motivo, se pronuncia  en la ciudad de Miranda, donde residía a favor de los ideales federalistas, inspirados por  Ezequiel Zamora, Antonio Guzmán Blanco y Juan Crisóstomo Falcón.

Este prócer  de  la independencia, que nació en San Juan de los Morros,  muere el 2 de febrero de 1862, antes de culminar  la guerra Federal, con una trayectoria impecable al servicio de la patria: lucha  al lado  Francisco de Miranda en 1812, sigue con el Padre de la Patria,  Simón Bolívar ,a la Nueva Granada , y acompaña  a José Antonio Páez, desterrar los últimos contingentes de partidarios de la corona española. A pesar de caer herido en el campo de batalla en varias oportunidades, nunca se amilanó, siempre  estuvo  dispuesto a superar las adversidades. Desde el comienzo de la contienda independentista  estuvo preparado para el combate y le tocó   la providencia de estar en la última  refriega  que  dio  por terminada  la  ocupación  del  imperio  español  en territorio  venezolano,  como  fue la  toma  del  Fuerte  de  Felipe  en  Puerto  Cabello,

 

El Capitán José Antonio Benítez, participó también  en la toma de Puerto Cabello en 1823.Su hoja de servicio como militar activo del ejército patriota, da cuenta de su actuación castrense de este oriunda de San Juan de los Morros (8). Se incorpora al ejercito republicano en1821, momento importante en que, el ejército patriota se preparaba para enfrentar a las fuerzas realistas comandada  por el  brigadier realista Miguel  de la Torre. Este  guariqueño se alista con las fuerzas republicanas con el grado de sargento, bajo el mando del general Juan Francisco Bermúdez en la Provincia de Barcelona, en la Campaña de Caracas, con la misión ordenada por el Libertador Simón Bolívar, en el mes de mayo, de entretener a las fuerzas enemigas para evitar  que estas se  concentrasen en las sabanas de Carabobo. Por consiguiente, José Antonio Benítez, estuvo en esa operación disuasiva conformada por 1200 soldados, que partió el primer día de ese lapso de tiempo, cruzando el rio Unare, para luego trasladarse a Caucagua  y luego vencer a los mandos realista el 12 de ese período en el Rodeo; para luego llegar a  Caracas, cumpliendo con la orden encomendada de llegar  antes el día 15 de ese mes.

Luego siguió con sus demás compañeros  realizando actividad de despiste hacia la Guaira, para volver a la ciudad de Caracas y dirigirse a la población de El Consejo. Seguidamente estuvo en el enfrentamiento ocurrido el 24 de mayo en las Lajas, donde los patriotas al mando de Juan Francisco Bermúdez, caen derrotados por las fuerzas realistas comandadas por  Tomás Morales, por falta de municiones, teniendo que retirarse hacia  Petare, para después ver acción en el sangriento combate en El Calvario ,en el cual los republicanos huyen hacia Guarenas y Santa Lucía, cumpliendo de esta manera la distracción de las fuerzas enemigas, mientras que mayormente el ejercito independentista, estaba concentrada en la sabana de Carabobo, para posteriormente  vencer de forma contundente a las fuerzas de los partidarios de la corona española en territorio venezolano, el 24 de junio de 1821.

Luego estuvo en San Juan de los Morros, realizando  adiestramiento a los nuevos soldados del ejército. En  el año 1823, participó en el  quinto asedio a Puerto Cabello (9), último e importante  enfrentamiento militar librado en el proceso de independencia, en tierras venezolanas, que en ese momento formaba parte de la Gran Colombia. En esta  acción interviene como miembro de la tropa al mando del general Francisco Bermúdez que vino a colaborar con el general José Antonio Páez, jefe de la operación, que reunió más de 1200 soldados de los Batallones: Granaderos, Anzoátegui y Boyacá, con un grupo de caballería comandado por  el general Fernando Figueredo, que estuvo arrestado en el  castillo de San Felipe, unos meses en el año de 1812 y por tener conocimiento  de esta fortificación, fue uno de los  responsables de la arriesgada operación castrense.
En 1828, José Antonio Benítez, recibe el meritorio ascenso al grado de capitán  de milicias, desde 1830, cuando estaba  bajo el  mando del general Santiago Mariño, por  territorio tachirense, para  luego solicitar la jubilación en 1852, como oficial activo del ejército nacional, después de haber servido a la patria por 31 años. De esta manera, estamos destacando la hoja de servicio  de este soldado que luchó por la instauración de la república, en momento propicio de esta  celebración Bicentenario de la Toma de Puerto Cabello, para  resaltar a todos estos insurgentes que la historiografía tradicional, no los  tomó en cuenta.
También  estuvo en la última asonada para desterrar a los partidarios de la corona española en Puerto Cabello, el general Pedro Pérez. Este prócer de la independencia venezolana, nacido  en la Villa de Todos los Santos de Calabozo probablemente a finales del siglo XVIII (10), fue testigo de todos los desmanes que realizaron los partidarios de la corona española por parte del oficial Eusebio Antoñanzas   en esta región a los partidarios de la causa republicana, a partir de mayo de 1812 y posteriormente José Tomás Boves, que después  de ser puesto en libertad ,empuñó las armas   y seguir con  las mismas atrocidades   a su paso, por las distintas localidades donde combatía a los patriotas, como el enfrentamiento en el Paso de San Marcos en el rio Guárico, donde asesinarían al oficial Pedro Aldao y seguidamente en los combates del  sitio de la Puerta en 1813. Dando como  resultado, la pérdida de la Segunda República, obligando a este oficial independentista, junto a otros guariqueños  a pasar al otro lado del rio Apure, para continuar lucha por la independencia.

La alternativa para estos soldados partidarios de la causa republicana, principalmente los procedentes de Ortiz, Calabozo y San José de Tiznados a  continuar la lucha por la causa  republicana por los  llanos apureños, al conocerse las titánicas acciones emprendidas por José Antonio Páez, con su ejército conformado de llaneros procedentes de la provincia de Barinas y las localidades  del Casanare neogranadino  desde 1815. Pedro Pérez  se incorporó a este contingente castrense al igual que muchos  guariqueños en ese lapso de tiempo como  Diego Parpasen, Hermenegildo y Antolín Mujica, Roso Vilera, Juan Ángel Bravo, Luciano Hurtado entre otros soldados. Su primera incursión de insurgente de importancia de este guariqueño fue la Campaña del Centro, que tenía como objetivo el Libertador  Simón Bolívar, llegar triunfante a la ciudad de Caracas en 1818.

     Será  el día 6 de febrero de 1818, con la famosa  acción de la toma de las flecheras en las que  participó este oficial guariqueño Pedro Pérez, con otros 49 jinetes desnudos con las  sillas flojas y las gruperas sueltas, atravesar el rio Apure bajo las órdenes de  los coroneles Francisco Arismendi y Cruz Paredes para apoderarse  de las 14 embarcaciones que estaban en el apostadero de  la otra orilla (11), con la finalidad transportar la totalidad de los 4000 soldados y  pertrechos de guerra , sin alertar a los defensores de la corona española y  tratar de sorprender al general Pablo Morillo que estaba en Calabozo, bajo la mirada y asombro del Libertador Simón Bolívar y los miembros de la oficialidad que lo acompañaba.

La actuación parcial de este prócer republicano fue reseñada por Tomás Antonio ´Domínguez, a finales del siglo XIX, en diferentes medios impresos para esa época ,de los cuales el historiador y miembro  de la Academia Nacional de la Historia, Telesco Mac Peharson, incorporó un ensayo de este autor, en su  Diccionario ,Histórico ,Geográfico ,Estadístico del Estado Miranda en 1891, permitiendo conocer   su  desempeño como militar al servicio de la república del cual la historiografía para ese tiempo no la había tomado en cuenta. En este artículo señala, que a pesar de  estar a las disposición de José Antonio Páez, este soldado conformó como miembro de la milicia que emprendió el viaje desde la aldea del Setenta, ubicada en las inmediaciones de la jurisdicción del Municipio  Muñoz, en el Estado Apure  a finales del mes  mayo de 1819, para  la campaña de la Nueva Granada comandada por el Libertador Simón Bolívar. Por tanto siguió, la  tormentosa ruta, de  cruzar el río Arauca, luego entrar a territorio neogranadino, con el fin de  pasar el llano inundado, hacia los Andes para llegar al corregimiento del a municipio de Paipa actual Departamento Boyacá (12),

Participando  en los dos enfrentamientos de importancia en territorio neogranadino para culminar con éxito la Campaña de la Nueva Granada: la  batalla de Pantano de Vargas el 25 de julio de 1819, yendo detrás de los 14 lanceros a caballo que comandaba el coronel Juan José Rondón que iniciaron la remontada para vencer a sus oponentes en la refriega, y posteriormente  salir victorioso en el encuentro bélico del 7 de agosto de ese mismo lapso de tiempo en Boyacá (13),  en el cruce del rio Teatinos por las inmediaciones de Tunja. Luego de salir triunfantes en ambas  contiendas  el Libertador Simón Bolívar  sigue su ruta triunfal a la ciudad de Santa Fe de Bogotá, y comisiona al coronel José Mirabal y al oficial Pedro Pérez guariqueño a la ciudad de Calabozo, con el fin de  requerir información de los acontecimientos  en esta región por donde estaba el general Pablo Morillo y el brigadier Miguel de la Torre y dar también la buena nueva de los laureles obtenidos en tierras colombianas. De esta manera, este destacado patriota participó en esa gran epopeya por estas tierras neogranadinas, junto a sus paisanos Hermenegildo  Mujica, Florencio y José Jiménez  Madrid, Julián Mellado de los cuales la historiadores han escrito sus hazañas, al igual que el nativo de Santa Rita de Manapire, Juan José Rondón, sin que a este patriota se le haya mencionado su actuación por esa región.

Este destacado soldado, también participó en la cruzada más importante del proceso de independencia venezolano ,la Batalla de Carabobo el 24 de Junio de 1821, como  miembro de esa comitiva que estaba formada  para el combate  en la primera división del ejército patriota, a la disposición del general  José Antonio Páez, con quien también  siguió luchando a su lado hasta sacar definidamente con la toma de Puerto Cabello en noviembre de 1823, formando  parte del contingente militar  de 1200 soldados, que estuvo   los primeros días del mes de noviembre de ese año en El Palito y de esta manera ser testigo ,ver partir a los soldados  de la corona española  en territorio venezolano .Luego tuvo la misión de luchar contra la facción guerrillera  realista de los Güires en 1824,por el Alto Llano de la Provincia de Caracas al lado de prominentes jefes patriotas como lo fueron los coroneles Judas Tadeo Piñango en Calabozo  y José María Zamora en Chaguaramas.
Después de la disolución de la Gran Colombia  en1830, este destacado oficial patriota   siguió activo en el ejército venezolano hasta 1840.Siempre  a la disposición de José Antonio Páez, para combatir  las diversas insurrecciones que se presentaron durante varios periodos presidenciales: la de 1831, cuando el general José Gregorio Monagas, desconoce en Aragua de Barcelona, la Constitución Nacional  vigente para ese tiempo;
Igualmente estuvo en primera línea para aplacar a los sediciosos al mando de Santiago Mariño, Diego Ibarra Pedro Carujo, Pedro Briceño  Méndez  entre otros en la llamada Revolución de las Reformas, que derrocaron al doctor José María Vargas en 1835  y luego peleó contra las revueltas de los hermanos Juan Pablo Y José Francisco  Farfán en 1837.
Para el ensayista y abogado Tomás Antonio Domínguez citado por Mac Pherson , el  general Pedro Pérez  fue un consumado defensor del modelo de gobierno  de corte centralista al comenzar la guerra civil en 1859,por tanto se opuso a los postulados  de los sistemas  federalistas y modelos económicos  de orientaciones liberales , al considerarlos no acorde para  la unidad de la nación. Después de pasar la turbulencia política  con la llegada de Antonio Guzmán Blanco en 1870 de la  década anterior, vivió los últimos años de su vida narrando sus momentos de gloria en Calabozo, gozando de vitalidad de un guerrero a pesar de llegar a los 80 años, para luego fallecer sin un reconocimiento significativo, a pesar de ser un soldado a carta cabal al servicio de la patria. Solamente tuvo la intención   de reconocerle  sus méritos, el doctor Ignacio Oropeza Blanco, al solicitarle que al morir, cortarle un brazo para embalsamarlo, con la finalidad llevarlo a un Museo Nacional que se estaba conformando en la capital de la República en esos tiempos y así, se le recordase su trayectoria como gran soldado de la patria; pero a pesar de contar su aprobación, esta acción no se pudo materializar, motivado que al momento de su deceso el galeno no se encontraba en la ciudad.

Notas

  1. Pita R. Puerto Cabello: La Rendición del Ultimo Bastion Monárquico en Venezuela. p. 19
  2. Bencomo H. Héroes de Carabobo. p. 59
  3. Páez. J. Autobiografía del General Páez. p. 185.
  4. Dávila V. Diccionario Biográfico de ilustres Próceres de la independencia Suramericana. Tomo II p. 41.
  5. Ranuarez. A. Un Prócer Sanjuanero. p. 1.
  6. Álvarez M. Formación de Milicias y Batallones en la Venezuela Pre republicana p. 7.
  7. Dávila V. Diccionario Biográfico de ilustres Próceres de la independencia Suramericana p. 42. Tomo II.
  8. Dávila V. Diccionario Biográfico de ilustres Próceres de la independencia Suramericana p. 36. Tomo I.
  9.  Ibídem p. 36.
  10. Rodríguez A. General Pedro Pérez, Diario El Nacionalista, San Juan de los Morros. p. 4.
  11. Páez J. Autobiografía del General Páez  p. 141.
  12.  Mac. P. Diccionario, Histórico, Geográfico, Estadístico y Biográfico del Estado Miranda. p. (406).
  13. (13) Ibídem p. 406.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS

Álvarez Marisol (2014).Formación de Milicias y Batallones en la Venezuela Pre republicana. XII Congreso Internacional de Aladaa.
Archivo General de la Nación .Ilustres Próceres de la Independencia. Letra B Tomo IX, Nº 22
Bencomo Barrios, Héctor (2004).Héroes de Carabobo .Ediciones de la Presidencia de la República .Caracas.
Dávila Vicente, (1926). Diccionario Biográfico de ilustres Próceres de la independencia Suramericana. Tomo I y II.
Da Silva, Miguel (2018), Próceres de Carabobo.www Carabobo en sus Personajes. Periodo de La independencia.  Calaméo .com .Books
De  Armas Chitty. (1982). Historia del Estado Guárico. Ediciones de la Presidencia de la República.
-_____________. (1978), Historia del Guárico (1807-1874).San Juan de los Morros. Impreso en los Talleres de Gráfico los Morros. Tomo II
Estévez  G, Edgard (2007), Batallas de Venezuela 1810 1824.Editoial.C SA. Caracas.
Figueroa  Ernesto y Valderrama Dayana  (2010).Los Güires 1821—1827. ¡Bandoleros o Guerrilleros.nm.http:cnh,gob,ve/Catálogo Digital/Nuestro_sur1LOA GUIRES_1821-1827.

Franceschi, Napoleón  y Domínguez Freddy (2020), Antología Documental para el estudio de la Historia de  Venezuela 1776-2000.Universidad Metropolitana .Caracas-Venezuela.
Hernández, Felipe (2010).Teniente coronel Juan Ángel Bravo Fuegocotidiano.blogspot.com/2011/03/teniente-coronel-juan-angel-bravo.html.
Mac Peherson,Telasco,,(1973).Diccionario,Histórico,Geográfico,Estadístico y Biográfico del Estado Miranda. Los Teques .Facsimilar de la Gobernación del Estado Miranda.
Ministerio del Poder Popular para la Cultura (2018). Correo del Orinoco 1818-1821. Fundación del Centro Nacional de Historia: Caracas
Páez, José Antonio (1867) Autobiografía del General Páez. Reedición de Petróleos de Venezuela  en colaboración con la Academia Nacional de la Historia  Caracas: Venezuela, tomo I. Pita  Roger (2022). Puerto Cabello: La Rendiviòn del Ultimo Bastion Monárquico en Venezuela Durante las Guerras de Independencia.  https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2663-371X2020000100073

Ranuàrez, Argenis  (2017). Un Prócer Sanjuanero. http://elrincondelcronistaara.blogspot.com/2017/12/

Robles, Aura (2008), Historia de las Pensiones, Montepío Militar y los Honores de la Independencia de Venezuela: 1830-1858). Ucab, Caracas.

Rodríguez, Adolfo (1994), El Estado Guárico: Orígenes, mundo y Gente. San  Juan de los Morros.
_______________ (2001), General Pedro Pérez, Diario El Nacionalista, San Juan de los Morros.
Sabatino José (2021).La toma de Puerto Cabello, entre historia y leyenda. https://correodelara.com/la-toma-de-puerto-cabello-entre-la-historia-y-la-leyenda/
Vergara y Velasco, Francisco Javier (1960).1818 Guerra de Independencia. Bogotá: Editorial Nelly.