Header Ads

Microbiografía/Jesús María Camejo González

Don Jesús María Camejo fue un hombre de contextura fuerte. Tenía una altura aproximada de 1,75, era moreno, de cabello blanco, ojos claros; era de fácil diálogo con las personas.

Por José Obswaldo Pérez

De profesión farmacéutico, cursó estudios de farmacia y botánica (en los Laboratorios Vargas en Caracas). Nació el 17de abril de 1903, en el Estado Miranda, San José de Río Chico (Barlovento), donde pasó gran parte de su niñez. Hijo de don José Gabriel Camejo y doña Natalis María González.

A la edad de 14 años, tuvo la oportunidad de trabajar en una farmacia, en el Estado Miranda. Allí comenzó a germinar una pasión por los estudios de medicina botánica y farmacia, los cuales le permitirán desarrollar grandes conocimientos para atender y ayudar a sus semejantes. Bajo este ambiente de trabajo le permitió relacionarse con diferentes laboratorios del centro del país, debido a que con frecuencia viajaba a la Capital caraqueña, lo que le permitió estar actualizado.

Tenía una gran sensibilidad para atender y compartir con las necesidades de los más desprovistos. “De Jesús María Camejo González, decían que el era más suave que un guante de seda y más fuerte que el odio”, nos cuenta su hijo José Camejo Castillo.

Don Jesús María Camejo fue un hombre de contextura fuerte. Tenía una altura aproximada de 1,75, era moreno, de cabello blanco, ojos claros; era de fácil diálogo con las personas.

Vivió en Macaira, en Altagracia de Orituco. Más tarde, en San José y San Francisco de Tiznados y finalmente en Ortiz, donde se residenció y se estableció dedicándose al comercio con una farmacia que tuvo ubicada en la avenida Bolívar. Allí, en el patio trasero tenía su gallera y algunas matas de árboles.

Casó en primera nupcias con doña Rosa Medina Rodríguez González, de cuya unión hubo un hijo: Carmelo Camejo González; y en segundo matrimonio con Guillermina Lourdes Castillo Mier y Terán, de cuya unión hay cinco hijos: Dila, Gisela, Socor, José y Pedro Camejo Castillo.

En la población de Ortiz fue encargado de los dispensarios de San José de Tiznados y San Francisco de Tiznados, por el Ministerio de Sanidad. En la década de los años 50, trabajó en la organización del censo nacional.

Fue un gran lector de los medios de comunicación, y se expresaba por escrito con una buena ortografía. Era amante de tocar tambor e ir a fiestas de parrandas; así como compartir con sus amistades y amigos. Era aficionado al deporte hípico, visitaba el hipódromo con frecuencia, e incluso llegó a tener caballos de carreras.

Entre otras de la facetas de su vida, le gustaba el manejó de los asuntos jurídicos en materia de tierras.

Don Jesús María Camejo falleció en el Hospital Guárico en San Juan de los Morros, el 21 de Septiembre de 1973 y sepultado en el Cementerio Municipal de Ortiz, justo al lado de la tumba del General y Doctor Roberto Vargas.jo

No hay comentarios.