Header Ads

Roscio y el patriotismo

El error de Marisa Vannini estuvo en la comparación. No cabía hacer comparación entre no iguales. Y entre Miranda y Roscio había la proporción de un hombre normal frente a una torre de mucha altura, que era Miranda: un hombre que comprendió el momento histórico de América Latina antes que todos.. ........................................................................................................................................... por Alfonso Rumazo González* DOS documentos de gran importancia dejó escritos y publicados Juan Germán Roscio. Me refiero a ellos por que la señora Marisa Vannini lo ha hecho, en forma poco amable, contra mí. El primer manifiesto, es un documento que hace al mundo de la Confederación de Venezuela de la América Meridional. Fue publicado el 30 de julio de 1811. En él se expresan las razones en que se ha fundado su absoluta independencia de España y de cualquier otra dominación extranjera Fue formado y mandado a publicar por acuerdo del Congreso General de sus Provincias Unidas. Expresa el texto: “La América, condenada por más de tres siglos a no tener existencia que la de servir a aumentar la preponderancia política de España, sin la menor influencia ni participación en su grandeza, hubiera llegado por el orden de unos sucesos en que no ha tenido otra parte que el sufrimiento, a ser el garante y la víctima del desorden, corrupción y conquista que ha desorganizado a la nación conquistadora, si el instinto de la propia seguridad no hubiese dictado a los americanos que había llegado el momento de obrar, para coger el fruto de trescientos años de inacción y de paciencia. «Si el descubrimiento del Nuevo y Mundo fue uno de los acontecimientos más interesantes a la especie humana, no lo será menos la regeneración de este mismo mundo degradado desde entonces por la opresión y la servidumbre. La América, levantándose del polvo y las cadenas, y sin pasar por las gradaciones políticas de las naciones, va a conquistar por su turno al antiguo mundo, sin inundar- lo, esclavizarlo, ni embrutecerlo. La revolución más útil al género huma no será la de América cuando...”, etc. Juan Germán Roscio fue perseguido por sus ideas; persecución ordena da por los españoles; les había disgustado que fuera uno de los firmantes —tal vez el autor— del “Acta de Independencia”. Apresánrolo el año de 1812 (fracaso de la primera República) y fue enviado a España. Logró fugarse sin embargo. El año 1816 aparece en Jamaica, donde escribió su “Verdadera idea de la soberanía y se desenvuelven los elementos sociales’, con el título de “El triunfo de la libertad sobre el despotismo”. Publica ahí Roscio una muy prolija crítica de las ideas recibidas de España, a la luz de las doctrinas de los enciclopedistas franceses y de los pensadores de la emancipación norteamericana. Reza “La verdadera idea”: “Soberanía es el resultado del poder y de la fuerza moral y física de los hombres congregadas en sociedad; fuera de ella, cada uno es un pequeño soberano porque se halla dotado de faculta des intelectuales y corporales, esenciales constitutivos de la soberanía. A nadie pueden negarse estas dotes, que en proyecto de la creación entraron como partes integrantes de esta imagen y semejanza del Creador. Las obras de Dios son perfectas; como tales El mismo las iba aprobando al paso que su omnipotencia las iba sacando de la nada. El fiat con que recibieron el ser todas las que precedieron a la existencia del hombre, parecía insuficiente a explicar la dignidad y perfección de esta criatura que tanto había de costar a su Hacedor; es por esto que al formarla, toma otro tono más solemne y digno del efecto que iba a producir para complemento de la creación...” “Cuando yo dejé de ser uno de esos infatuados, en varias frases vulgares hallaba comprobado el poder de las naciones.., comprobé que la prosperidad de un pueblo no consiste en la cantidad de oro que posee, sino en el número de talentos y brazos que empleas con utilidad, etc. El error de Marisa Vannini estuvo en la comparación. No cabía hacer comparación entre no iguales. Y entre Miranda y Roscio había la proporción de un hombre normal frente a una torre de mucha altura, que era Miranda: un hombre que comprendió el momento histórico de América Latina antes que todos; que durante doce años recibió y envió emisarios; que envió una circular a la América toda que indicaba el levantamiento general; que inventó y creó la Revolución durante treinta años; que antes que Precursor, lo que disminuye y amputa el todo coherente de su vida y de su obra fue un Protolíder, un líder primero, de preeminencia; que tuvo conciencia histórica desde el principio por lo que escribió su “diario” durante cuarenta años, haciendo así de su propia existencia una gran historia e historia que se escribe; que el archivo del general Miranda consta de 63 tomos; que el nombre de Colombia dado por Miranda a la América —y el de Colombeia a su “diario”— corresponde a un redescubrimiento del Nuevo Mundo para la libertad; que la hazaña dé la empresa libertadora de 1806 en IM Antillas, es la apertura de fuegos en la lucha de la independencia y que tal la inició Miranda; que viajé por Europa para estudiar personalmente los diferentes sistemas políticos y así crear algo nuevo, pan la América nueva; que admiró la Revolución Francesa y la sirvió como General en 1792, la detestó luego, al ver que caía en poder de los jacobinos, y más aun, cuando asumió el poder Napoleón; que como los titanes entregó su personal sacrificio. ¿Un hombre así, era comparable con ningún otro, exceptuado Bolívar? Agradezco al historiador Carlos Maldonado-Bourgoin por su artículo “Roscio contra Miranda” por haber entendido la distancia dentro de la propia identidad de cada uno de estos personajes. ____________
*Alfonso Rumazo González fue profesor universitario de origen ecuatoriano quien se residenció en Venezuela desde 1953. Su Biografía, bibliografía y artículos sobre su obra, puede ser consultada aquí . El presente artículo fue publicado en el Diario El Universal, fecha 23/07/96, en su columna Derroteros.

No hay comentarios.