Header Ads

Hitos de la Educación Primaria en Ortiz

Niños escolares de Ortiz, durante una festividad patria a principios del siglo XX
(Foto reprodución Archivo de la Lcda Hortensia Rodríguez)

La creación de la institucionalidad educativa en  Guárico  y en el municipio Ortiz, entre 1830-1881, presenta cuatro hitos referenciales fundamentales que son:  la creación del Colegio Nacional de Calabozo en 1839, la creación de la  Provincia de Guárico en 1846, el establecimiento de las escuelas federales y el debate ideológico-educativo de principios y  finales del siglo XIX. Estos cuatro aspectos a consideración constituyen, de  manera  personal, los dispositivos discursivos de  la educación primaria en la  recién creada Provincia de Guárico y, por  ende, en  el nuevo Cantón de Ortiz, durante la etapa que hemos denominado período republicano.

Desde los antecedentes genealógicos, entre 1832 y 1888, podemos detectar que las escuelas públicas eran decretadas en razón de lo político – administrativo, es decir, éstas se establecían en primer lugar en la capital de la provincia,  luego en las cabeceras del Cantón y, posteriormente, en las capitales de las parroquias,  como se puede apreciar en  el siguiente cuadro:


Escuelas primarias públicas. Año 1832. Cantón Ortiz
PARROQUIA
NO DE ESTUDIANTES
SUELDO MENSUAL
DEL PRECEPTOR (PESOS)
Ortiz
25
15
Sn Fco de Tiznados
20
25
Sn J. de Tiznados
20
25
TOTAL
65
65
Elaboración: Propia                             Fuente: Gaceta de Caracas

Al  revisar el cuadro anterior se observa que entre las tres parroquias había en total 65 escolares y que el costo  promedio por cada uno era de un peso mensual por estudiante. Los demás pueblos y caseríos contarán tardíamente con este servicio. 

En cambio, las escuelas privadas o  particulares no se regían por este principio, ya que dependían del interés de la  población o de alguien que deseara prestar esta colaboración. En un estudio aproximativo de las fuentes eclesiásticas nos  encontramos con una relación de 1813, con la noticia de dos mujeres blancas de nombre Amosina y Francisca Cosén, quienes se dedicaban a enseñar niños del pueblo. Mujeres particulares para una educación particular y casi son anónimas a no ser por el registro de sus nombres. Nada se sabe de ellas. Solo tenían un número por regular de estudiantes, entre 6 o 12 niños, que asistía a sus horas a la escuela.

Otras fuentes son las del Archivo General de la Nación y la Gaceta de Venezuela. La consulta de estos documentos nos ha  permitido reconocer el  origen de la  escuela  primaria en Ortiz,  cuya génesis fue en  un  principio  privada. Tales fuentes nos permiten reflexionar, sistematizar y disciplinar nuestro campo de estudio. En 1833 se había fundado un colegio particular para varones, el cual se mantuvo por largo tiempo hasta casi finales del siglo XIX.  Más tarde, en 1838, varios vecinos de la  parroquia  San  Francisco de Tiznados, Cantón Villa de Cura, pedían la dotación correspondiente de un preceptor de primeras letras de dicha parroquia.

Para 1842, el periódico El  Liberal informaba que la  población de Ortiz contaba entre 10 y 20 niños en  escuelas particulares, mientras que  el índice  poblacional era de 3.417 habitantes. Dice la  publicación que la escuela de Parapara  estaba vacante en 1843 y que el sueldo del maestro oscilaba entre 25 pesos  y 40 por  atender a los niños “pobres”.

Más adelante, según ordenanza del 25 de noviembre de 1848, el gobierno local crea las escuelas municipales de primeras letras de Ortiz y San Francisco de Tiznados, de acuerdo con “el estado de las retas municipales de la provincia”. En estas escuelas era obligatorio impartirles a los alumnos: lectura correcta y silabario, religión y principios de cortesía y urbanidad, escritura en forma de letra clara y hermosa, aritmética razonada y gramática.

Los preceptores - que así se llamaban a los maestros-, gozaban de las designaciones salariales que ofrecían las rentas de la provincia; por ejemplo, los de Ortiz tenían un sueldo de 300 pesos cada uno.

Según resolución del Concejo Municipal de Ortiz, el 8 de diciembre de 1848 se crean una escuela en San José de Tiznados con una dotación de 240 pesos anuales, disposición que se haría efecto a partir del 1 de julio de 1849, cuando se iniciaría el año económico. En 1854, el Concejo Municipal, cuyo secretario era el músico José María Martínez, informa de la vacante -por la renuncia de su preceptor -, de la escuela de Parapara, cuya población escolar era 40 niños pobres y 20 de estipendio con sueldo de 25 pesos.



El 28 de septiembre de 1863, el secretario del Concejo Municipal del departamento, Francisco Delgado ponía en conocimiento del público: que las escuelas de primeras letras de esta cabecera departamental y de los distritos, Parapara, San José y San Francisco de Tiznados se hallaban vacantes por lo cual se abría un concurso de oposición por término de 40 días contados, luego de la publicación del dicto, para que los interesados debían presentar sus respectivas solicitudes, de conformidad con lo establecido en la ordenanza del 16 de diciembre de 1857. Según el dicto, el maestro que llenará las credenciales, y que resultará ganador, tendría un sueldo de 30 pesos por la enseñanza de 25 niños pobres, pudiendo admitir 15 por estipendio de la cabecera departamental; mientras que el que concursara para las escuelas foráneas o distritales gozaría de un sueldo de 25 pesos y tendría que enseñar un total de 20 alumnos pobres, pudiendo recibir 10 pesos por estipendio.

En San Francisco de Tiznados, la Escuela Federal para Hembras, bajo el número 38, contaba con 30 inscritas y  20 asistentes y la Escuela Municipal para hembras con 23 inscrita y 15 asistentes. Mientras, la escuela San José de Tiznados con  la denominación de Escuela Federal número 45 para varones con una población de 29 inscritos y 20 asistentes;  mientras la Escuela Federal número 46 para hembras contaba con 25 y 20 asistentes.

No hay comentarios.