lunes, septiembre 22, 2008

EL SOLDADO DE LA TERCERA COMPAÑÍA

Según la versión de mi padre, William Power integraba la oficialidad pero fue degradado por participar en un duelo. Pero jamás me dio mayores detalles de ese tema. Y yo nunca le pregunté, para ser sinceros.



por Daniel R Scott

Vagando solitario y feliz entre los libros de una bien dotada biblioteca me topo de nuevo con el William Power que la tradición oral paterna asevera es antepasado nuestro, venido allende al océano, de la lejana Irlanda. Decía papá que este William Power terminó combatiendo en la memorable y épica batalla de Carabobo, que selló nuestra independencia tras largos años de lucha. "Su nombre está en el Paseo de los Próceres" aseguraba. Formó parte de la "Legión Britanica", más específicamente de las filas de los "Cazadores Británicos", bautizados así por el hoy denostado José Antonio Páez, al que casi echan del Panteón Nacional. De ese William Power ya hablé una vez en "Historiografías" y "Fuego Cotidiano", blogs donde mis buenos amigos Jeroh Montilla y José Pérez tienen la amabilidad y la gentileza de publicar estos humildes garabatos míos. En esos blogs, valga la cuña, escribe gente de talento que merece ser leída y estudiada.

En esta oportunidad tengo en mis manos un viejo y olvidado libro en cuyo pórtico se lee el siguiente título: "La guardia de honor del libertador presidente". El autor de éstas páginas es Francisco Alejandro Vargas, del que asegura Rafael Ramón Castellanos, en el prólogo que abre la obra: "es un buceador en el mar abierto de nuestras fuentes documentales: ocultas, inéditas, empolvadas." Y añade además: "A más de ser un preciado homenaje al destacamento que lleva el mismo nombre como guardia de honor del presidente de la republica, compacta todo un profundo análisis de la vida y los altibajos de una porción del ejercito a través de ciento sesenta años, pues el 12 de febrero de 1815, en Mompox, Bolívar firmaría un decreto para integrar su guardia de honor con dos compañías, un piquete de artillería y un escuadrón de caballería".

Sigo hojeando la obra en el sagrado silencio de esta biblioteca. Salto de una página a otra, con la expectativa de que encontraré algo interesante que me vincule con el pasado. Me guiaba algo así como una suave intuición. Escribe Francisco Alejandro Vargas en la página 237, refiriéndose a la actuación de los "Cazadores Británicos" en la batalla de Carabobo, que "absorvió la fama de tan memorable jornada y recibió en el propio campo de batalla de labios de Bolívar, el glorioso nombre de Batallón Carabobo de la Guardia". Sigo leyendo. Más allá escribe O´Leary en sus densas "Memorias", tomo XVIII, página 352: "La firmeza del Batallón Británico para sufrir los fuegos hasta que se formó, y la intrepidez con que cargó a la bayoneta, sostenido por el Batallón Apure que se había rehecho y por dos compañías del de tiradores que oportunamente condujo el fuego su comandante el teniente coronel Heras, decidieron la batalla." Sigue diciendo O´Leary que cuando los Bravos de Apure comenzaban a ceder terreno, "avanzó en su auxilio el Cazadores Británicos, que le permitió rehacerse y con mayores bríos volver a combatir al lado corajudo cuerpo de la Gran Bretaña."

Pero, a todas estas, después de tanto hablar, escribir y citar, ¿donde encaja William Power en todo esto? Pues que estuvo en la tropa de los Cazadores Británicos. Después de la gloriosa jornada de aquel día el recién creado "Batallón Carabobo de la Guardia" fue reorganizado en seis compañías. El autor del libro, detallista y meticuloso en grado sumo, ofrece una lista de todos los hombres de las compañías. Los leo uno por uno. Me llama la atención la profusión de "William": William Mason, William Hile, William Burns, William Pompet, William Erars y así por el estilo. Entonces mis ojos se detienen y fijan en uno de los nombres. En la tercera compañía, ocupando como soldado la posición numero 39 en la lista, aparece el de William Power. ¿Es este el William Power de la tradicion oral paterna? Lo más seguro.

Según la versión de mi padre, William Power integraba la oficialidad pero fue degradado por participar en un duelo. Pero jamás me dio mayores detalles de ese tema. Y yo nunca le pregunté, para ser sinceros. La relación con mi padre no era de esas de sentarse a hablar por horas. Y cuando pude hacerlo no lo hice. Le preguntaba acerca de los Scott, pero nunca de los Power. Oldman Botello habla de un William Power que llegó al país con el grado de comandante en 1820. El uno soldado, el otro comandante. ¿Se trata de la misma persona o existieron dos con el mismo nombre? Si es el mismo, es de suponer fue degradado antes de la Batalla de Carabobo. Mi primo Carlos Hurtado Power, profesor de liceos y universidades y una especie de ser mitológico devorador de libros me dijo: "William Power se batió en duelo con otro oficial de apellido Brown. Es una fuente oral pero con fundamento escrito sin precisar" Cuenta la leyenda que cuando William Power fue condenado a muerte, éste pidió que le fuese conmutada la pena por la de degradación militar. "Ustedes necesitan soldados para pelear esta guerra" dijo, y accedieron a su petición, para suerte de los futuros vástagos, entre los cuales me encuentro.

Pero, como en otras ocasiones, especulo y deduzco. No tengo todos los datos históricos al alcance de mi mano. En la medida que vaya leyendo y encontrando más material bibliográfico se podrá confirmar o desmentir la validez de esta historia en embrión.

2 de Septiembre de 2008, a los 96 años del nacimiento de papá, Don Antonio Scott Power.

2 comentarios:

  1. José Obswaldo Pérez5:27 p.m., septiembre 22, 2008

    Estimado Daniel:

    Aquel antepasado tuyo William Power, Comandante de la Legión Irlandesa acantonada en Achaguas, Apure, es ciertamente el personaje que te desvela. Mister William llegó a Venezuela, mucho antes 1820, a principios de junio con ciento y pico de irlandeses. La mayor parte de esta tropa, ni estaba muy intuida, ni observaba muy exacta disciplina. William Middton Power es quizás el nombre completo de ese legionario que había sido mayor en la armada británica y en Egipto, tal como lo relata el historiador Afred Hasbrouch en su libro Foreing Legionaries in liberation of spanish south America. William no sólo llegó para cooperar en la Independencia de Venezuela, sino que también se trajo a su mujer doña Margarita Windford, de origen escocés, natural de Glashamton, Worcestershire. Aquí tienen descendencias. Su hijo Eduardo Power Windford, nacido el 16 de enero dé 1821 en Achaguas, casó en la iglesia parroquial de Santa Bárbara de Guardatinajas, Guárico, con la joven parapareña María Eugenia Orta y Ávila, casada el 14 de mayo de 1842. María Eugenia era hija de doña Ana Josefa de Ávila y Bolívar y Don José Antonio de Orta Fránquez. De este matrimonio viene toda la familia Power venezolana documentada por genealogista Don Dagoberto A. Römer.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que habías iniciado un blog hermano. Buenísimo. Lo estaré revisando más a menudo pues es oro en polvo.

    Sin consultar contigo me tomaré la atribusión abusiva de insertar esta dirección en la lista de mis blog que sigo, confío que no tendrás problema con eso. Quiero tener un pedacito de llano en mi sitio.

    Gracias hermano

    ResponderEliminar