Header Ads

Mi padre, a los 21 años

Dos jóvenes orticeños – uno de 15 años y otro de 21, Luis Acosta Rodríguez y Arturo Rodríguez R, respectivamente; primos hermanos los dos-, se destacaban en obras teatrales y con la publicación de un periodiquito llamado El Pampero.



Por Domingo Silo Rodríguez Trujillo



Arturo Rodríguez, a los 21 años/Foto reproducción
Corría el año de 1932. En Ortiz, otrora flor de los llanos, ya desbastada bastante por el paludismo, dos jóvenes orticeños – uno de 15 años y otro de 21, Luis Acosta Rodríguez y Arturo Rodríguez R, respectivamente; primos hermanos los dos-, se destacaban en obras teatrales y con la publicación de un periodiquito llamado El Pampero.

Para ese entonces, la capital del Guárico era Calabozo y el a presidente, como así se le decía, era el General Juan Alberto Ramírez, pariente y compadre del General JV Gómez. Ramírez muy disgustado por que unos jóvenes quemaron el retrato de benemérito en la plaza Bolívar Calaboceña, se mudó a Ortiz, con todo su tren Ejecutivo.

Estando ya en Ortiz conoció a los dos muchachos anteriormente nombrados y quedó muy impresionado con ellos. A Acosta Rodríguez lo becó para que siguiese sus estudios en Caracas y a Arturo lo nombró como una especie de Secretario Privado. De ahí esa foto de mi padre, a los 21 años de edad, tomada en Maracay en uno de los viaje que hizo a esa ciudad, con el General Ramírez, a rendir cuentas al presidente.

Me contaba que el Dr. Fernando Gómez, hermano de Eustaquio Gómez y secretario privado del presidente, JV. Gómez, se la mando a tomar para darle una especie de carnet. Fueron tres los viajes que hizo Arturo a Maracay con el General Ramírez y en el tercero conoció personalmente al Benemérito, teniendo la oportunidad de almorzar con él, junto al general Ramírez y Fernando Gómez en la casa de habitación del presidente frente a la plaza Girardot de Maracay.

La foto que aquí público junto a este escrito es una de tres la del Cañete, la otra la tenía mi abuela Beatriz y esta que le obsequió a su tía Doña María Vicenta de Rondón y está en poder de su nieta Mercedes Rondón de Ramírez

No hay comentarios.