sábado, marzo 19, 2016

El Asalto de Ortiz en 1862. Un episodio de la Guerra Federal

Oldman Botello

Introducción

Presentamos a continuación, el acaecer de un hecho de anpas registrado en Ortiz en diciembre de 1862 Y que es desconocido en la historia local. Ocurrió avanzada ya la Guerra de Federación, movimiento social y político que conduciría en 1864 al igualitarismo social y ponde fue figura descollante el general del Pueblo Soberano, Ezequiel Zamora (1815-1859), título que le fite otorgado en San José de Tiznados en 1846, en momentos cuando se movilizaba la insurrección campesina y antiesclavista que fue el bautizo militar en grande del prócer del Federalismo.

Prolegómenos.

La Guerra Federal comenzó el 20 de febrero de 1859 cOflel grito de guerra proferido por el general Tirso Salaverría en Coro y que inmediatamente siguió su curso en todo el país. donde a sangre y fuego se batieron los ejércitos contendientes, el de la oligarquía civil y militar enquistada en el poder desde 1830 y el de las fuerzas populares que acaudillaron fundamentalmente el general Ezequiel Zamora, -el general Juan Crisóstomo Falcón, y los generales Tirso' Salaverría, Manuel Ezequiel Bruzual, Francisco Linares Alcántara (llamado luego el Gran Demócrata), y coronel Antonio Guzmán Blanco y en el Guárico figuras como Manuel Borrego y Zoilo Medrano, parapareños; Donato Rodríguez Silva, de San Francisco de Cara, Aragua; Francisco Esteban Rangel, de Canuto (hoy La Unión de Canuto, jurisdicción de San Lorenzo de Tiznados y de Ortiz), Esteban Álvarez Meza, de Parapara; José de Jesús González (El Agachado), hijo de esclava, de El Consejo, estado Aragua; Celestino Bolívar, Juan Esteban Rodríguez y otros: ..

En el Guárico hubo encuentros armados a granel, unos llJás importantes que otros. Por ejemplo la toma de C81abozoen varias oportunidades, el combate indeciso de .la laguna, palmar y caño de Coplé, Santa María de Tiznados o Lecherito, combates en Chaguaramas, San José y San Francisco de Tiznados, etc. Así continuó la guerra de desgaste, basta la firma del Tratado de Coche pqr las fuerzas en pugna y que marcó el triunfo de la Federación, que a juicio de los mamadores de gallo de la Caracas de esos años "no dejó sino centavos negros y negros con centavo".

El asalto de Ortiz

En la continuación de la guerra y específicamente en el Guárico central, el día de la Virgen Inmaculada, el 8 de diciembre de 1862 a las ocho de la mañana, los orticeños recibieron su desayuno de plomo por parte de las fuerzas federales comandadas por el general- Manuel Borrego, acompañado por los oficiales Juan Esteban Rodríguez, Celestino Bolívar, Juan Pérez, José Ruido y otros. Defendían la plaza las tropas de la oligarquía al mando del comandante Henrique Mujica, y los subalternos Juan Francisco Loreto, ortíceño, Juan Ramón Mirabal, calaboceño, Pedro Ramos (homónimo del general turmereño que comandó la batalla de Santa Inés en 1859 en Barinas), capitán Miguel Marchena, apureño f teniente Pedro García. El jefe político del cantón era el calaboceño Ramón Viso. .

Antes de iniciar las acciones y como militares formales, el general Manuel Borrego, por voz de Juan Esteban Rodríguez y Celestino Bolívar, solicitaron al comandante Henrique Mujica, la entrega de la plaza para evitar derramamiento de sangre. El mensaje escrito fue llevado por una mujer, seguramente acompañante de las tropas, tal como se vería en las fuerzas de la Revolución Mexicana en 1914. Se desconoce el nombre de la mensajera, la cual entregó el papel y después de leerlo,' el comandante Mujica, con ella misma envió la respuesta como corresponde a un' hombre de honor: "La defenderemos con el honor y la lealtad que caracterizan a los empleados que la representan" .

A los diez minutos comenzó la andanada de plomo contra el fortín donde estaba acantonada la fuerza defensora y que posiblemente estuvo en el lugar donde hpy se encuentran el Centro Cultural "Juan Germán Roscio" y la escuela del mismo nombre. Hubo muchos tpuertos por parte de los atacantes y más de veinte heridos de consideración. El fuego fue ininterrumpido hasta las cinco de la tarde cuando las fuerzas federalistas se declararon en derrota por la falta de armas y municiones. Un herido de los guerrilleros no pudo ser rescatado por el fuego vivísimo que hacían desde el fqrtín y se fueron sin él. El parte gubernamental dice que el ejército oligarca tuvo cinco heridos leves y que solo fue muerto un honrado de padre de familia que pescó un balazo sin tener arte ni parte en aquella matazón.

Al día siguiente, nueve de diciembre, aniversario de la batalla de Ayacucho y 59 años antes de la fundación de Puerto Ayacucho, capital de Amazonas, volvió a presentarse, muy recuperado, el ejército de la Federación, pero no entró en batalla porque el espionaje dio la novedad de que en la noche llegaron refuerzos desde Villa de Cura al mando del coronel villacurano León Rodríguez Guerrero, comandante de la División Guárico. Se retiraron, pues, sin disparar un tiro, discrecionalmente .
El 29 de enero siguiente, año 1863, hubo otro intento d, asaltar a Ortiz que fue repelido y muerto el jefe atacante, comandante Rafael Hurtado. Los demás com¡:pñeros huyeron hacia la sierra como informó el coronel León Rodríguez Guerrero a la superioridad. .
Esos fueron dos de los innumerables hechos históricos acaecidos en jurisdicción de Ortiz en tiempos de la llamada Guerra de los cinco años o Federación Brava, que"a fin de cuentas aniquiló a las fuerzas de derecha u oligarcas "hasta como núcleo social" al decir del genera¡ Guzmán Blanco, uno de los que usufructuaron a manos llenas el triunfo federal.

FUENTES:

ALVARADO, Lisandro (1953) Historia de la Revolución Federal en Venezuela. Caracas: Ediciones del ministerio de Educación
BOTELLO, Oldman. Historia General del Guárico. precolombina. siglo XXI. (Inédita) Gaceta Oficial, 1862.

0 comentarios:

Publicar un comentario