Patrocinante

El Negro Primero: símbolo y divagación


El cronista de El Sombrero, don  Manuel Aquino, lo imaginaba nativo de El Calvario, actual Estado Guárico, basándose en pesquisas del historiador León Manuel Morales para quien el esclavo Pedro Camejo pertenecía a la familia Rodríguez Camejo y había militado a las órdenes del batallón de Caballería “Lanceros de Calabozo” comandado por el jefe realista Ruperto Delgado González, antes de incorporarse en 1816 a los Bravos de Apure. 


Por Adolfo Rodríguez

Son pocos los datos existentes sobre la vida de Pedro Camejo, llamado El Negro Primero. Sin embargo ha pasado a ser un símbolo de la historia venezolana gracias a la mención que hace Páez de su ingreso al ejército patriota y la presunta despedida ante su jefe en la batalla de Carabobo, referida por Eduardo Blanco. Otro comentario lo hace el Pbro José Félix Blanco. Situaciones en las que se puede destacar la lealtad a toda prueba, su concepción de la guerra como medio de vida, ausencia de una noción sobre las causas emprendidas. Detalles a los que se suma a vaguedad en cuanto a un sitio definitivo para asociarlo con su nombre. 

Sólo abundan conjeturas:

El cronista de El Sombrero, don  Manuel Aquino, lo imaginaba nativo de El Calvario, actual Estado Guárico, basándose en pesquisas del historiador León Manuel Morales para quien el esclavo Pedro Camejo pertenecía a la familia Rodríguez Camejo y había militado a las órdenes del batallón de Caballería “Lanceros de Calabozo” comandado por el jefe realista Ruperto Delgado González, antes de incorporarse en 1816 a los Bravos de Apure. En tanto que Méndez Echenique como Olman Botello sostienen que su lugar de nacimiento es San Juan de Payara, por deducciones derivadas de la información  existente en la Sección de Próceres de la Independencia en el Archivo General de la Nación. Para el historiador Eduardo López Sanvoval habría nacido en Calabozo.

Hubo quienes ubicaron sus orígenes en Chaguaramas, por el busto que conemmora a otro Camejo, Camejote, José Camejo, quien fue un destacado caudillo en guerras subsiguientes a la Federación. Es posible advertir la numerosa descendencia que dejó en la zona, con nombres que trascienden, incluso a nivel nacional. El doctor Ovalles lo incluye en su libro “Llaneros Auténticos” refiriendo el encuentro con el Presidente Guzmán Blanco, en que Camejo se colocaba la mano en la boca para que no le salieran malas palabras. En Chaguaramas y Las Mercedes  recogí anécdotas sobre este personoje, entre otras una prudente retirada que hizo hacia un cerro durante una batalla porque “Camejote no expone su barriguita”.

Era autoridad civil y militar de Chaguaramas en 1879.

A lo cual se agrega el dato curioso de que, efectivamente, hubiese un Pedro José Camejo, prócer de la independencia, nativo de Chaguaramas, pero que no fue El Negro Primero, ya que aquel fallece en El Socorro  hacia 1906 teniendo 115 años de edad. Un testimonio remitido ese año por Ramón Solórzano Gómez, desde Valle de la Pascua,  lo hacía uno de los 150 de las Queseras del Medio y, para mayor sorpresa, se había alistado a las órdenes del Negro Primero, participando las batallas de Mata de la Miel, El Yagual, Mosquiteros, Carabobo. El informante dice haberlo encontrado haraposo y paralítico de un  brazo. Envió foto a El Constitucional, que publicó en su edición 1540 del 30 de enero. Aunque el periódico Región del 16.1.1981, trae un dibujo. El Presidente Cipriano Castro instruyó para que se le enviara 4 mil bolívares.  . 

De esos capítulos de nuestra historia que permanecen, como decía De Armas Chitty, en un clima de sombra.